Editoriales en Venezuela continuaron su labor a pesar de la crisis

0

Novedades y reediciones de clásicos fueron algunas propuestas de los sellos que se mantienen operando en el país

Humberto Sánchez Amaya                                                                                                   @HumbertoSanchez

La crisis, sin duda, amainó muchos sectores en el país. Sin embargo, el mundo editorial –pese a varias contrariedades– continuó la publicación de títulos como muestra de resistencia en medio del caos.

Si bien sellos como Ediciones B dejó de operar en Venezuela debido a que fue comprada en el primer semestre de 2017 por Penguin Random House, que no opera en el país desde hace años, otras compañías continuaron su labor, especialmente con escritores venezolanos.

La trasnacional que se mantiene en Venezuela es Planeta, que agrupa sellos como Seix Barral y Tusquets y durante 2017 publicó libros como El deseo y el infinito de Armando Rojas Guardia o Contracanto. Poesía reunida (1979-2011) de Leonardo Padrón.

Uno de los lanzamientos más importantes fue el realizado recientemente por Madera Fina, que publicó Señas de una generación, obra póstuma de Adriano González León de la que solo se habían publicado fragmentos. Consta de semblanzas de personajes como Elisa Lerner, Rodolfo Izaguirre, Alfredo Chacón, Guillermo Sucre y Rafael Cadenas.

Libros del Fuego colocó en anaqueles El fin de la lectura, libro de relatos del argentino Andrés Neuman, así como una reedición de La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca.

El sello Letra Muerta celebró su participación este año en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, además publicó la primera edición bilingüe de Espacios para decir lo mismo / Spaces to Say the Same [Thing], el primer poemario de Hanni Ossott.

Fundavag sacó la primera traducción hecha en Venezuela de Las aventuras de Pinocho de Carlo Collodi. Otro libro que esperaba ser publicado y que finalmente se puede encontrar en la calle es Estatua de sal (Dcir Ediciones/ @dcir_ediciones en Twitter), el poemario con el que Cristina Gutiérrez Leal ganó en 2015 la Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre.

Oscar Todtmann Editores también llevó a librerías varias novedades como El espejo siamés de Ben Amí Fihman, Diarios de rehab de José Antonio Parra, El reino de arena de Andrés Volpe y Seguros de justicia CA de Raúl Sojo Montes.

Vistas: 231
Share.

Comentarios

Comments are closed.