Marquesinas internacionales se llenan de títulos latinoamericanos

0

Este 2017 el séptimo arte producido en América Latina se expandió por diferentes partes del mundo, proyectando historias más humanas y conmovedoras, capaces de erizarle la piel a cualquiera. Los latinos pertenecientes a este mundo de filmes, producciones y galardones también destacaron con grandes obras. Relucieron los nombres de increíbles artistas como Guillermo del Toro o Alejandro González Iñárritu. De Venezuela, destaca El Amparo, seleccionada para los Goya

Julio Alcalá                                                                                                                                               @Julioaar16

América Latina resaltó en la industria del cine en 2017, tanto con cintas que exponen nuestras culturas y tradiciones, como en festivales incentivadores del talento independiente. Por eso, pudimos disfrutar producciones en los que se destaca el trabajo de profesionales y aficionados. El Festival Internacional de Cine Documental de Buenos Aires (FIDBA), Festival de Cine de Lima (PUCP), Santiago Festival Internacional de Cine (SANFIC), Festival de Cine Verde de Barichara (Festiver), Festival de Cine de Bogotá, Festival Internacional Pachamama Cinema de Fronteira, Festival de Cortos de Bogotá (BOGOSHORTS), Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, Festival de Internacional de Cine de Cartagena y Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI) fueron algunos de los eventos más representativos del continente americano.

Por si fuera poco, la profesionalidad de los cineastas latinos viajó hacia otros territorios donde aplaudieron las óperas primas de productoras cinematográficas de nuestro subcontinente. Este año, Latinoamérica fue premiada con dos Osos de Plata en el Festival de Cine de Berlín, uno para el largometraje Una mujer fantástica del chileno Sebastián Lelio y otro para el corto mexicano Ensueño en la pradera de Esteban Arrangoiz Julien. El primero nos relata el rechazo social hacia una mujer transgénero, una visión realista y dura de nuestra sociedad. El filme fue coproducido por Chile, España, Estados Unidos y Alemania, llevándose el premio al Mejor Guión. Por su parte, el cortometraje, habla sobre la violencia y las condiciones de vidas que afrontan los pequeños pueblos mexicanos.  Arrangoiz, creador del corto, denunció que su país vive una etapa muy oscura marcada por la violencia, al mismo tiempo llamó al gobierno de México a invertir más en educación y cultura.

Berlín elogió la sensibilidad que tienen los latinos para tratar temas LGBT o de problemas sociales que aún se consideran tabú en algunas naciones.

Sin embargo, a la hora de alabar el trabajo de directores magníficos no podemos pasar por alto los apellidos Muschietti, Iñárritu y Del Toro, pues son los que más se destacaron en la pantalla grande este 2017. El argentino Andrés Muschietti, director de cintas como Mamá, trajo de regreso la historia del escritor estadounidense Stephen King, It. Hasta la fecha, la película ha sido catalogada como una de las mejores de 2017 y la más taquillera en el género del terror. Gracias a esto, Muschietti ha recibido nuevos proyectos en los cuales trabajar, como el remake de Drácula y Robotech, un clásico juvenil.

Andrés Muschietti

En el caso del mexicano Alejandro González Iñárritu, creador de películas como El renacido o Birdman, brindó una experiencia narrativa, visionaria y poderosa. Por primera vez un latino se arriesgó a contar una historia cruda a través de la realidad virtual. Fue el caso de Carne y arena, obra que contó con la ayuda del director de fotografía Emmanuel Lubezki.

Por cuatro años estos cineastas trabajaron en una experiencia artística en la que la realidad virtual y el simbolismo sitúan al espectador en el corazón de los inmigrantes indocumentados que cruzan hasta Estados Unidos desde México. Se trata de un experimento tecnológico en la que el espectador, durante siete minutos, se vuelve parte del drama de la inmigración a través de la realidad virtual, que lo transporta a un dramático momento: el de la detención en pleno desierto de un grupo de inmigrantes que tratan de entrar ilegalmente en Estados Unidos. Basándose en los testimonios de varios de estos inmigrantes, Iñárritu, que presentó el trabajo en la pasada edición del Festival de Cannes, ideó un proyecto artístico que va más allá de una mera instalación o exposición.

Gracias a esta innovación, la junta de gobernadores de la Academia tomó la decisión de reconocer la labor de Iñárritu en la próxima ceremonia de los premios Oscar.

Un León, Del Toro y un monstruo

Guillermo del Toro reluce el título La forma del agua, la más reciente producción del director mexicano, la cual considera que ha sido su mejor creación. Del Toro impresiona una vez más al público, contando una historia emblemática del séptimo arte bañada con toques de fantasía y amor en tiempos puritanos. La excelentísima película que ha recorrido los cines del mundo ganó el León de Oro de Venecia, convirtiéndose en el nuevo cuento de hadas con metáforas y guiños a personajes emblemáticos de nuestra sociedad. El filme mostrado también en el Festival de Cannes está ambientado en un laboratorio secreto en los tempranos sesenta cuando el Ejército estadounidense mantenía cautivo a un monstruo capturado en el Amazonas, una mezcla de hombre y anfibio con quien la protagonista, una mujer de la limpieza muda y solitaria, vivirá una relación pasional.

Cine venezolano en crisis

Realizar una película en Venezuela puede costar entre 500.000 y 600.000 millones de bolívares. Debido a la crisis económica existe un impedimento para el crecimiento y la exportación de las producciones. Pese a eso, la asistencia del público en las principales salas de cine del país ha mejorado respecto a 2016. Aproximadamente 14.420.010 de espectadores habían disfrutado de cintas expuestas en los cines venezolanos hasta septiembre de ese año.

Bernardo Rotundo, presidente del Circuito Gran Cine, ofreció información en la que se puede ver el repunte de 46% comparado con 2016. Pero el mercado del cine venezolano sí está en crisis, y aún no logra superar las ganancias obtenidas en 2015.

Una de las producciones que ha causado gran revuelo desde 2016 es El Inca, que narra la historia del boxeador Edwin Valero, y que fue censurada en diciembre pasado en el país por el Tribunal Supremo de Justicia por considerar que afectaba la imagen del púgil, quien asesinó a su esposa y luego se suicidó. El filme de Ignacio Castillo Cottin representó a Venezuela en la preselección para competir en la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera de los premios Óscar. En mayo pasado la censura perdió una pelea: el largometraje podrá volver a proyectarse en Venezuela por decisión del juez Oswaldo Tenorio Jaimes, quien declaró con lugar la apelación a la medida que la sacó de cartelera.

No solo los cines comerciales se han visto afectados, también los independientes y los alternativos. Rotundo recordó que varias salas alternativas de cine en todo el país han cerrado sus puertas en los últimos dos años: entre ellas el del Centro Plaza, La Previsora, Cine Prensa y Cine Celarg, todos en Caracas.

De igual forma, los festivales que se realizan en el país han perdido público desde 2013 y han decaído considerablemente. Se llevaron a cabo 15 festivales de los 25 que se tenían previstos. Además, la audiencia fue de 39.000 personas, disminuyendo notoriamente, pues en 2016 recibieron a más de 65.000 espectadores.

Pero los obstáculos no lograron tumbar al cine tricolor, el cual se extendió hasta llegar, por segunda vez, a territorio chileno con el Festival de Cine Venezolano (Fecive), proyectado en la Cinemateca Nacional del Centro Cultural La Moneda, en Santiago. El evento contó con siete largometrajes y siete cortometrajes. La selección de los largometrajes estuvo integrada por producciones de diversos géneros. La película El Amparo, recientemente seleccionada para representar a Venezuela en los premios Goya 2018, inauguró el evento.

El principal motivo para la realización de este festival fue apostar por Venezuela desde afuera. Por eso, se espera que este tipo de celebraciones continúen en el futuro y en cada vez más tierras.

Vistas: 74
Share.

Comentarios

Comments are closed.