El acoso detrás de los famosos

0

Las denuncias por abusos sexuales en la meca del cine aumentan cada vez más, lo que genera conmoción entre personalidades de la industria cinematográfica y de la televisión y entre la audiencia. En las recientes semanas varios famosos han alzado su voz contra estos actos y dejado en evidencia la parte más oscura que encierran los pasillos de Hollywood

Julio Alcalá                                                                                                                                              @Julioaar16

El revuelo comenzó a inicios de octubre cuando The New York Times y The New Yorker publicaron las denuncias de docenas de mujeres que acusaron al conocido productor de cine estadounidense Harvey Weinstein de ser acosador, agresor y violador sexual. Tras esos reportes, las grandes compañías del mundo artístico despidieron a Weinstein; luego, fue expulsado de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y, finalmente, su esposa, Georgina Chapman, anunció su divorcio.


Tan rápido como un parpadeo comenzaron a revelarse nuevas historias que tildaban a otros directores y productores de ser cómplices de acoso hacia artistas de las pantallas grande y chica. Son más de 60 figuras femeninas las que han tenido la valentía de contar sus experiencias; sin embargo, son pocos los hombres los que han comentado algo respecto al caso.

Si bien podría creerse que el acoso sexual sólo sucede en películas como Fame (2009) o series de televisión como Unreal (2016), en las que personas aceptan maltratos a cambio de una recompensa, la realidad es diferente, capaz de traspasar la ficción y convertirse en un escándalo en el que cientos de personas son víctimas y victimarios.

El secreto a voces de lo que ocurre en Hollywood, que se ha convertido en una de las noticias más virales y seguidas en todo el mundo, engloba una larga lista de implicados en la que resaltan los nombres de Brett Ratner, Dustin Hoffman, el director Roman Polanski o Steven Seagal. En esta oportunidad, hacemos un repaso de los escándalos más sobresalientes por abusos sexuales en la meca del cine.

El detonante Weinstein

Harvey Weinstein, uno de los productores con más trayectoria e influyentes en el mundo del séptimo arte, está actualmente en el ojo del huracán y ha sido el detonante de una serie de revelaciones vergonzosas para la industria cinematográfica. A principios de noviembre, los medios de comunicación de Estados Unidos difundieron las declaraciones de varias actrices que aseguran haber sufrido maltratos y acosos sexuales de Weinstein.

Eva Green, Angelina Jolie, Cara Delevingne, Lupita Nyong’o y Alice Evans son algunas de las famosas que rompieron el silencio y alzaron su voz contra de los actos a los que están sometidas las mujeres que desean ser artistas.

Ronan Farrow, corresponsal de NBC News, informó que Harvey Weinstein había acosado a 13 mujeres y violado a 3 de ellas. Esa noticia pudo haber sido publicada meses antes, pero Farrow asegura que la cadena de noticias estaba bajo presión para no difundirla. Después de los comentarios de este periodista, la revista The New Yorker publicó un audio hecho por la policía de New York en el que Weinstein admitía haber manoseado a Ambra Gutiérrez.


Como respuesta ante las acusaciones expuestas por The New Yorker y The New York Times, Weinstein expresó disculpas: “Admito que la forma en que me he comportado con colegas en el pasado haya causado mucho dolor, y sinceramente me disculpo por ello”.

A su vez, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas abrió un debate sobre la ignorancia voluntaria y complicidad vergonzosa en el comportamiento sexual depredador y el acoso en el lugar de trabajo, sobre todo en la industria del cine.

Aunque la revelación del abuso al que estaban sometidas las mujeres que trabajaban junto al productor indignó a la sociedad, no impresionó en lo absoluto, pues siempre existieron indicios de estos actos. En varias entrevistas de años anteriores era común escuchar comentarios como “Si Harvey Weinstein te invita a una fiesta privada en el Four Seasons no vayas” o “Participar en una película de Weinstein requiere de hacer una o dos cosas”.

El acoso de Spacey

Kevin Spacey, actor de la famosa serie “House of Cards”, también está envuelto en la ola de los escándalos de abusos sexuales. Desde 2008, el actor fue señalado de ser un depravado sexual cuando un joven reveló que había sido agredido sexualmente por Spacey en un apartamento al sur de Londres. La policía, por seguridad, mantuvo la identidad del demandante en el anonimato.

A pesar de que el hecho ocurrió nueve años atrás es hoy en día que capta mayor atención. Al ser expuesta esa noticia, los integrantes de la serie de Netflix “House of Cards” hicieron énfasis en la actitud de Kevin Spacey en el plató, la cual era similar a la de un depredador, con constantes insinuaciones a miembros masculinos del set de grabación.

Los rumores sobre supuestos actos inadecuados de Spacey a lo largo de los años en los que ejerció de director del Old Vic fue uno de los secretos mejor guardados en el gremio, según lo confirmó un ex empleado de la institución días atrás al señalar que al actor le gustaba “manosear a otros hombres en muchas ocasiones”. Los gestores del teatro se limitaron a responder que no estaban en posición de comentar lo que había ocurrido en el pasado. Pese a eso, ya habían habilitado una dirección de correo para que los trabajadores de ahora y de antes pueden comunicar sus quejas.

Sin duda, uno de los datos que hizo revuelo en el caso de Spacey fue que el actor abusó de víctimas de edades muy tempranas, algunos con tan sólo 13 o 14 años.

Comediantes que no dan risa: Bill Cosby y Louis CK

Al ser uno de los actores más queridos por el público, al punto de volverse un icono del espectáculo, la noticia de que Bill Cosby fue acusado de participar en abusos sexuales entristeció y molestó a millones de fanáticos cuando el escándalo explotó en 2014.

Janice Dickinson, ex modelo y presentadora, se sumó a la docena de mujeres que aseguró haber sido acosada por Cosby, a quien acusan de haberlas drogado y violado en casos que se remontan a los años setenta.

Dickinson dijo que los hechos sucedieron en 1982 en el lago Tahoe, en California, después de que el actor la invitara a un hotel en el que el intérprete estaba realizando una de sus actuaciones. Cosby reconoce que hubo tocamientos, pero afirma que fue una relación consentida.

En junio pasado se inició un juicio por los abusos sexuales de los que es acusado Bill Cosby. Sin embargo, debido a que la corte no llegó a un veredicto unánime se decidió reprogramar para el año que viene.

Por otra parte uno de los comediantes anglo mas prolíficos de nuestros tiempos, Louis CK, también cayó en desgracia este año. Las premisas de sus chistes lo han catapultado al éxito por lo controversial y crudo de sus relatos. Sin embargo, después de que varias mujeres y colegas salieron a la luz pública con denuncias de acoso sexual y comportamientos perturbadores sus chistes dejan de dar risa y se han convertido en evidencias que lo incriminan de su acciones.

¿Por qué hablar ahora?

A muchos les puede resultar extraño que justamente sea ahora que las víctimas hayan tomado el valor de contar sus experiencias y, de manera inesperada, al mismo tiempo. Pero hay una razón para ello. La psicóloga Gemma Ruiz explicó en una entrevista al diario español La Vanguardia que la clave para entenderlo es lo que se conoce como “efecto dominó”, en el que un individuo sigue el ejemplo de otro.

“El hecho de que algunas personalidades después de un tiempo hayan decidido denunciar estos graves abusos ha hecho que en el cerebro de otras víctimas hiciera ‘click’ y tomaran partido en la misma lucha”, aclaró.

Ruiz explica que el miedo a cómo reaccionarán las audiencias hace que los actores y actrices prefieran callar antes de hablar, algunos por terror a las consecuencias que pueden conllevar en el trabajo y otros, simplemente, por vergüenza: “No solo se trata de una lucha contra el modus operandi de alguien destacado en Hollywood, sino que es más bien algo así como una lucha contra la parte más oscura que estas personas han albergado en su interior durante largos periodos”, agregó.

Las noticias de abusos sexuales que se dan en la meca del cine habían intentado salir de la olla en 1959, cuando Kenneth Anger, cineasta y escritor estadounidense, se atrevió a publicar por primera vez un libro que quitaba la careta del mundo artístico y dejaba en evidencia un rostro turbio y espantoso. En este, los escándalos sexuales iban y venían, dejando mal parados a personalidades de renombre como Charlie Chaplin. Ese libro no duró mucho en librerías, pues los agentes se encargaron de prohibirlo, algo que hizo que naciera la duda de si lo que se exponía en esas páginas era verdad o mentira.

Por eso, es un hecho histórico lo que está ocurriendo actualmente, pues se trata de una muestra del nuevo rumbo que toman estos escándalos

Vistas: 129
Share.

Comentarios

Comments are closed.