El efecto nostalgia de la gran pantalla… y de la chica también

0

Warner, 20th Century Fox, Disney, Netflix y Universal son algunas de las productoras que apuestan a los remakes de películas que tuvieron gran éxito en su época. Eso ha causado infinidades de reacciones positivas y negativas por parte de la audiencia, haciendo que la crítica ponga en tela de juicio las cintas que están influenciadas por la cultura de las décadas de los ochenta y noventa

Julio Alcalá                                                                                                                                                @Julioaar16

Hasta la fecha hemos disfrutado de filmes que buscan retratar a la sociedad de los ochenta  y noventa. Pero, ¿por qué la industria del cine está empeñada en traer de regreso esas producciones? Veamos algunas de las historias que han sido sacadas del baúl de los recuerdos.

Hay que tener en cuenta que las adaptaciones esconden intereses más allá de lo comercial. Los remakes no son algo que ha surgido en los últimos años, pues las primeras adaptaciones de películas se realizaron desde 1900, cuando se hicieron versiones de El Golem (1920), El capitán Blood (1935) y de Los siete magníficos (1960). Por lo tanto, es impreciso decir que la idea de adaptar filmes se debe a una falta de inspiración o a una moda pasajera, pues se trata de algo que se hace desde hace mucho tiempo.

 

Podríamos retribuir el inmenso flujo de remakes al sentimiento de nostalgia. En 2017 surgieron 40 películas que entran en la categoría de “adaptaciones” o secuelas de producciones cinematográficas que se estrenaron entre 1980 y 1990. Esa época fue un ascenso para el séptimo arte; el público rió, lloró, gritó y se emocionó con cintas como Jurassic Park, It, La bella y la bestia o Alien, así que no resulta extraño que el mundo del cine siga usando la fórmula que ha traído consigo ganancias y buen recibimiento.

Esta idea comienza a dejar una huella en la actual generación. Podemos notarlo con la creación de series como Stranger Things, la cual tiene toques ochenteros y hace guiños a música, libros, juegos y objetos que se usaron en esa década y los noventa. Desde el estreno de esta famosa historia de los hermanos Duffer se activó un interés en los adolescentes por las modas pasadas, haciendo que muchos corrieran a comprar casettes, tocadiscos, reproductores de música portátiles, juegos de mesas y libros de Stephen King. Del mismo modo, los adultos también han aplaudido este tipo de obras que les traen recuerdos maravillosos.

¿Algo bueno o malo?

A pesar de que los remakes son criticados por algunos cineastas no son algo que resulte poco profesional o poco artístico. En realidad, tienen aspectos positivos. Entre ellos, genera interés por los personajes e historias originales. Al momento de anunciar la nueva versión de una película, la obra original se ve revitalizada. Uno de los casos es Ghost in the Shell, filme que fue estrenado en la gran pantalla gracias al interés que despertó en la audiencia al momento de ser anunciada una posible adaptación de este anime.

Asimismo, le permite a un nuevo grupo de directores, guionistas, productores y actores dar una perspectiva fresca del cine. Ellos muestran una cara diferente de las historias que pudimos disfrutar años atrás. En algunas ocasiones resultan mejor que las películas originales. Esto lo pudimos notar en los remakes de Cabo de Miedo, dirigida por Martin Scorsese o la película de terror de John Carpenter La cosa de otro mundo (1982). Ambas, teniendo mayor éxito que sus versiones originales, tanto en taquilla como en crítica.

Pensando desde el punto de vista económico, los remakes han salvado a más de una productora. Varias veces las industrias se arriesgan a crear historias del nuevo talento. Lamentablemente gran parte del público no suele ver estas cintas, haciendo que las principales casas cinematográficas pierdan dinero. Si no fuese por las versiones algunas de estas empresas estarían en un punto de quiebre.

Grandes historias traídas a la actualidad

Con el reciente estreno de It, basado en el libro de Stephen King, el cual fue adaptado por primera vez en 1990, quedó en evidencia que el mundo del séptimo arte obtiene buenos resultados recreando historias del pasado.

En 2015 pudimos constatar que la industria del cine sabe como traer películas antiguas a la actualidad y lograr que sean un éxito. Ese fue el caso de Jurassic Word, secuela de la trilogía iniciada en 1993 Jurassic Park. La cinta recibió una buena acogida de los fanáticos y la crítica, a tal punto de ser la cuarta película más taquillera en el mundo y la segunda más rentable de las distribuidas por Universal Pictures.

Aunque muchos creían que las historias de dinosaurios se habían vuelto algo obsoletas, la nostalgia de volver al mundo de Steven Spielberg hizo que la nueva generación se emocionara tanto como los viejos admiradores.

Este 2017 también fue testigo de una revolución noventera cuando Disney estrenó la versión “live-action” de La bella y la bestia, la cual fue un éxito instantáneo, haciendo que los niños se interesaran una vez más por las historias de princesas. Esta película está basada en la cinta animada de 1991 de la misma productora, la cual fue el primer filme animado nominado a un premio Óscar.

Pero no solo la industria del cine emplea el “factor nostalgia”. Las cadenas televisivas también lo hacen. Eso lo pudimos apreciar con la nueva serie de The CW Riverdale, basada en los cómics de Archie de 1939. Esta historia tiene una gran influencia de la cultura pop, trayendo de regreso nombres como Josie y las Pussycats, Sabrina: la bruja adolescente o Betty y Veronica, así como canciones interpretadas por la banda ficticia The Archies.

Uno de los casos que ha conmocionado al mundo es el de la serie Rick y Morty. Aunque se estrenó en 2013, la fama se ha acentuado este año. El éxito de esa animación ha hecho que las personas se interesen una vez más por las películas de Volver al futuro, pues la serie de Adult Swim tiene muchas referencias a esta cinta.

¿Qué esperar?

Lo cierto es que ninguna cadena desaprovechará la oportunidad de obtener ganancias. 2018 será un año en el que podremos ver la lucha entre productoras por generar halagos y aplausos por la audiencia. Podremos darnos cuenta de esto con el estreno de películas como Los increíbles 2, Jurassic World 2,  Animales fantásticos y dónde encontrarlos 2, y muchas adaptaciones de libros famosos.

Los remakes continuarán siendo un tema de conversación entre niños, adolescentes y adultos influenciados notablemente por los años ochenta y noventa.

Vistas: 63
Share.

Comentarios

Comments are closed.