#RutaAlterna (1): Las profundidades de Chichiriviche

0

En la maravillosa tierra que es nuestra Venezuela por sus paisajes y biodiversidad destaca otra riqueza magnifica: su gente. En todas partes encuentro ciudadanos sonrientes, atentos, aferrados a no dejar morir sus tradiciones, a seguir adelante, emprendiendo proyectos maravilloso en los que el turismo es parte esencial. Es por ello que comenzamos esta serie llamada #RutaAlterna para destacar a los emprendedores del turismo que siguen apostando por nuestro hermoso país.

Por José Fonseca                                                                                                                                  @Jfonsecav

Julia Álvarez Barco es una joven encantadora, buzo (dive master) y licenciada en Biología Marina. Es una enamorada de Chichiriviche, un hermoso pueblo en estado Falcón rodeado en el lado este por pequeños cayos o islas de finas arenas blancas. Allí es fácil sentirse en un paraíso donde la vida fluye y la convivencia entre elementos es fundamental; en el oeste está el humedal del refugio de fauna silvestre de Cuare, en el cual es fantástico ver sus aguas.

Álvarez forma parte de la generación de buzos formados por Iris Santana, una mujer emprendedora con muchos años de experiencia que la ha convertido en referente en el país. Ahora que se enamoró de Chichiriviche nos invita a conocerlo.

Ella se encarga de todo lo necesario: busca posadas hermosas, comida muy sabrosa y su proyecto de turismo no solo la incluye a ella, sino a la comunidad. Su energía y capacidad para brindar el mejor servicio son admirables.

Para bucear primero hay que hacer la práctica en piscina, algunas señas, el pase de equipos y cosas de rutina. Al día siguiente el turista se tendrá que levantar tempranito y alistar los equipos para ir en pequeños peñeros a bucear. ¡Mi experiencia particular ha sido fantástica! La tranquilidad que se siente es indescriptible, pasar por las Praderas de Thalassia (pasto marino) y ver la infinidad de vida que allí habita es maravilloso. Terminar la tarde disfrutando de los cayos, el sol y el maravilloso Caribe. Julia Álvarez no pierde oportunidad para educar en el cuidado y la preservación de la biodiversidad existente, y es que hasta el señor del peñero está atento para explicarnos y dar un servicio de calidad que involucra a todos.

“Chichiriviche es un diamante que vamos a pulir” dice convencida esta emprendedora. Algunos jóvenes junto a la ONG Fudena se han acoplado en un equipo que busca el mejoramiento de las playas, de los servicios turísticos y la atención, pero esa es otra gran historia que contaremos después.

De ese viaje uno se va con el gusto de haber vivido una experiencia turística fantástica, en la que se cuida la biodiversidad y el ambiente, en el que una mujer junto a toda una comunidad brindan un espacio para el crecimiento social. Julia Álvarez sin duda apuesta por Venezuela, su gente y su turismo ¡Vamos apoyarla! Ella ofrece servicios familiares y los costos son bien asequibles. Una vez la contrataron para una pedida de mano bajo el agua ¡Quisiera ver eso!

Yo seguiré #ViajandoJuntos y buscando historias que motivan, que inspiran y que nos muestras a los venezolanos enamorados… ¡Hasta el próximo viaje!

Julia Álvarez

IG @Julialvarezbarco

Vistas: 400
Share.

Comentarios

Comments are closed.