“La Resistencia quiere participar en la reconstrucción del país”

0

 

Pocos días después de iniciada la actual ola de protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro un movimiento congregó a los jóvenes que decidieron ir al frente en las manifestaciones y no ceder ante la represión. “La Resistencia”, “los escuderos”, “los héroes” se han multiplicado en todo el país. Hoy Alternos.LA habla con uno de ellos

Ingrid Orjuela                                                                                                                                                @ingridpilar

“Mi participación en las protestas inició el 8 de abril, antes solo estaba atento a las manifestaciones por las redes. Hablando con un amigo decidí que más que ver quería participar. Varios amigos le estaban echando pierna en las protestas. Para ir a la primera protesta en Caracas aproveché el día libre en mi trabajo como mesonero en un restaurante en Vargas. Ese día, en la avenida Libertador sentí miedo. Allí conocí a varios actores como Carlota Sosa, Rafael Romero y Amanda Gutiérrez, también me encontré con un profesor y todos hablábamos de que podíamos liberar este país, pero que la lucha debería ser fuerte y avanzar.

“Al principio no había las máscaras ni protección ni los implementos de ahora, yo iba solo con la bandera que compré ese primer día. Llegué solo y me presenté a los muchachos de la Resistencia, aunque no se llamaban así, solo eran los que iban adelante en las protestas aguantando la arremetida. Ese día la represión fue brutal y mi bandera se rompió, ahora está hasta quemada, esa bandera representa todo el daño que ha sufrido el pueblo venezolano. Al final del día llegué triste a mi casa en Vargas. Estaba decepcionado porque el objetivo de marchar no se cumplió, pero al día siguiente me levanté con convicción porque sé que las cosas no se logran de un día para otro. Al ver en las noticias la cantidad de heridos que hubo me dije que yo tenía que acompañar a los otros muchachos y continuar.

“Mi mamá estaba en contra y decía que el único que podía resolver esto es Dios; mi respuesta fue que Dios nos da la fortaleza para seguir adelante y avanzar, y que él creó a los seres humanos con ideales. Tengo un hermano de 15 años y otro de 17. Ellos quieren participar en las protestas, pero yo no los animo a ir porque los quiero proteger, los amo y ellos son el futuro; yo también soy joven pero alguien tiene que tomar la iniciativa. Ahora mi mamá me da ánimo, me apoya, dice que a los que formamos la Resistencia nos puso Dios en las calles para acabar con el enemigo.

“Para participar en las protestas siempre cuadro los turnos con mis compañeros de trabajo para no faltar al restaurante, ahora me dieron vacaciones, me comprendieron cuando les dije que si me incorporaba de lleno al trabajo me iba a desmoralizar, que no podía dejar atrás a mis compañeros de lucha.

“En las marchas aúpo a los manifestantes para que avancen aunque no vean líderes políticos, porque el líder es el pueblo y como siempre digo ‘el pueblo líder es quien decide’. Y la gente nos ha seguido a quienes estamos al frente porque se dieron cuenta de que es hora de tomar conciencia y que todos somos protagonistas de esta historia.

“Soy muy crítico hacia la dirigencia política porque creo que ha sido débil; no se puede hablar del 350, llamar al pueblo al desconocimiento de las leyes y a la rebelión de manera dispersa, no se ven como una masa homogénea. Ese llamado tenían que haberlo hecho todos los diputados de oposición desde el Parlamento encabezados por el presidente del Legislativo, con su cédula en mano y haciendo hincapié en que están amparados en la Constitución, de esa manera el impacto hubiese sido otro. Pero ellos tiran varias flechas al mismo tiempo. Por supuesto que su participación en esta etapa que vive el país es determinante, y su apoyo a la Resistencia ha sido importante, pero les ha faltado firmeza y ponerse todos de acuerdo. En la Resistencia estamos reuniéndonos para trazar nuestras propias acciones; si ellos convocan nosotros apoyamos, pero si ellos suspenden o no convocan nosotros actuamos por nuestra cuenta, no necesitamos que ellos nos digan qué hacer ni orienten nuestras acciones.

“Jamás pensé que esto llegaría a 80 días de protesta, estamos enfrentando a un monstruo. Lo primero que hacemos al llegar frente a un piquete es levantar las manos en símbolo de paz para que nos dejen pasar y hablemos, pero es muy difícil porque esta es una lucha entre el bien y el mal. y en ese momento todo se torna violento.

(pausa mientras intenta contener las lágrimas)

—¿Qué te conmueve?

—Que haya gente tan mala en la vida, que no les importe matar y no sean capaces de escucharnos ni intentar entendernos; que solo les interese el dinero, el poder, y no el bien de la humanidad. Quisiera tener poder para ayudar a tantos muchachos.

“Es momento de que los venezolanos hablemos, nos entendamos y unamos como hermanos porque hace mucho tiempo que no nos entendemos, debemos superar el odio y la división que el gobierno ha sembrado entre nosotros.

“La Resistencia no es un grupo de terroristas, somos una familia. Vamos a quitarnos las máscaras y caretas que usamos para protegernos de la represión porque es hora de que vean quiénes somos sin temor a que nos criminalicen, vamos a demostrarle a este gobierno nefasto y al mundo que detrás de cada máscara y escudo hay un joven que quiere una Venezuela de oportunidades. Sé que lo vamos a lograr. Nos vamos a mantener en la lucha, no vamos a dejarla.

“Cuando caemos es duro, tengo miedo de caer, pero la palabra ‘resistencia’ va más allá y sale del corazón, significa que si el precio de la libertad es mi muerte yo pago por ello a pesar de que tengo un futuro por delante. Es como dijo Neomar: ‘La lucha de pocos es por el futuro de muchos’. Estar dispuestos a dar la vida es una demostración de amor y lealtad al país.

“A veces es muy difícil luchar con la violencia, hay mucho dolor y resentimiento; gran parte de la juventud en Venezuela no ha tenido oportunidades, ha sido denigrada. Los muchachos de la calle son los más difíciles de controlar en las protestas porque son los que peor la pasan, he recurrido a los abrazos para calmarlos. Y en el caso de los adolescentes que están en las protestas no es cuestión de que los padres les permitan participar, ¡es que ellos se escapan para sumarse! Al salir de clases se desvían de su camino y se unen a nosotros porque saben cuál es la situación del país. A nosotros nos ordena la razón, no mamá o papá y mucho menos los políticos de la oposición. Pero a este gobierno no le importa la juventud y lo demuestran con todos los jóvenes que ha matado.

“El mensaje para el gobierno es que un día llamen a alguno de la Resistencia, sea estudiante o un muchacho de la calle, que conversen con él, que escuchen a la juventud que ha sido denigrada y golpeada, pero que a la vez entiende y transmite el clamor de todo el pueblo. Lamentablemente en Venezuela se están graduando jóvenes en las universidades para que sean mesoneros en el mundo y no queremos eso; queremos que Venezuela gradúe jóvenes que se queden y saquen adelante el país. La juventud está muriendo todos los días, si no es en las protestas es por la delincuencia, por la falta de medicinas y tratamientos, y eso es responsabilidad del gobierno.

“La petición a la oposición es que queremos participar de una mejor Venezuela, en la reconstrucción del país y en retomar los valores sociales y familiares que se han perdido. Y dejarles claro que no aceptaremos un diálogo con el gobierno, jamás estaremos de acuerdo con sentarnos con personas que son delincuentes.

“Esta etapa me dejará marcado para toda la vida, por los compañeros que han muerto en las protestas en todo el país, por los que se desmayaron asfixiados, por los que se van del país, incluso heridos en las marchas, todo eso le dio un vuelco enorme a mi vida. Yo estudio un diplomado integral de actuación en cine, teatro y televisión en el Centro Integral de Capacitación Actoral, pero dudo que continúe en el mundo de las artes, ahora quiero desarrollar formación política, que ese conocimiento que obtenga sea para servir al pueblo, a otros”.

Jorman Ortiz, 22 años de edad

Estudiante de actuación, mesonero de oficio y miembro de la Resistencia

Vistas: 463
Share.

Comentarios

Comments are closed.