Entre un país y otro: el éxodo venezolano

0

En 2016 más de 80% de los jóvenes venezolanos consideraban irse del país, según estudios realizados por el Departamento de Migraciones de la Universidad Simón Bolívar. Actualmente, esa cifra ha aumentado debido a la agudización de los problemas que afronta Venezuela

Julio Alcalá                                                                                                                                                       @Julioaar16

La crisis en Venezuela aumenta y hace que los jóvenes se dividan en dos bandos: los que se quedan y los que se van. Desde 2014 el país ha experimentado una alarmante fuga de talentos: más de 2.500.000 de venezolanos han decidido tomar el pasaporte, un boleto de avión e iniciar una nueva vida allende las fronteras.

Estudios del Laboratorio Internacional de Migraciones indican que 8,3% del total de la población venezolana ha emigrado. Entre los encuestados, el mayor porcentaje está representado por jóvenes en edades entre 15 y 30 años, quienes encontraron en la inseguridad, la inestable economía, la dificultad de continuar los estudios y de conseguir empleo las principales razones por las que abandonan al país.

Ante esa situación son miles de interrogantes las que se plantean los ciudadanos al momento de abandonar el país. Arturo Luna, estudiante de Organización Empresarial en la Universidad Simón Bolívar, comenta que un temor de los venezolanos al momento de irse es el futuro incierto que le espera en un territorio totalmente desconocido.

“Nadie sabe cómo te puede ir en otro país. Hay personas a las que les va bien, otras a las que les va mal. Pero siempre hay que plantearse: ¿qué posibilidades hay aquí en Venezuela? ¿Por qué no intentar estudiar, trabajar o surgir en otro lado?”, señala Luna.

Una investigación del Departamento de Migraciones de la Universidad Simón Bolívar reveló que en 2013 73% de venezolanos no tenía la intención de emigrar, pero eso cambió a mediados de 2014 cuando 88% de los ciudadanos admitió su deseo de hacerlo: 42% para buscar mejoras económicas y 32% para cursar estudios o conseguir trabajo.

Natasha Arias, estudiante de Piscología, piensa que a pesar de tener las comodidades para seguir viviendo en su país, en un futuro no tendrá oportunidades de trabajo y, por lo tanto, se dificultará plantearse metas en un lugar donde será imposible alcanzarlas.

¿A dónde van?

Los principales destinos de los jóvenes venezolanos son Estados Unidos, Chile, España, Panamá, Argentina y Colombia. En 2016 24.347 venezolanos escogieron Argentina como lugar de residencia, otros 250.000 emigraron a España; mientras que a Panamá en 2010 ingresaron 25.000 venezolanos por negocios entre gobiernos de ambas naciones.

David Bellorín, estudiante de Física de la Universidad Simón Bolívar, cree que la cifra de jóvenes adultos que deciden dejar de estudiar ha aumentado debido a las protestas y el paro indefinido de algunas casas de estudios: “Pienso que algunos toman decisiones apresuradas. Hay quienes tienen razones más profundas para dejar de estudiar e irse, pero en ocasiones situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas”, recalcó.

Una investigación realizada por el diario El Nacional, declara que existen 3.475.000 estudiantes universitarios, 2.600.000 en universidades oficialistas, 475.000 en las 12 universidades autónomas y 400.000 en universidades privadas. De esos estudiantes, casi 90% (pertenecientes UCV, UCAB, USB) no saben si irse o quedarse.

Padres preocupados

El presidente de Datanalisis, Luis Vicente León, indica que la inseguridad de Venezuela transformó a los padres. Según explica, a ellos les urge sacar a sus hijos del país cuando finalizan el bachillerato debido al crimen reinante.

Dina Rodríguez, de 45 años de edad y madre de un joven universitario, dice que su mayor miedo es ver a su hijo sin ningún logro en el país que lo vio crecer: “Me preocupa enormemente que los jóvenes no tienen nada aquí y, sobre todo, ¿cómo van a conseguir algo? Por supuesto, tienen sus estudios, pero eso no les servirá de nada en un país como Venezuela”. Afirma que de 10 adolescentes que conoce 9 se han ido del país.

Por último, Isbelia González, abuela de ocho jóvenes, defiende a todos aquellos que se arriesgan a iniciar una nueva vida en el exterior: “Estoy vieja como para irme. En cambio esos muchachitos están a tiempo de salir de aquí. Siento que aquellos que retienen a un adolescente en Venezuela son egoístas”, finalizó.

Los últimos meses de protestas en Venezuela han dificultado las oportunidades en el país, situación que podría influir en la salida de aún más jóvenes; mientras que los que se quedan mantienen una participación cada vez mas intensa en las protestas por considerar que se juegan su futuro.

Vistas: 605
Share.

Comentarios

Comments are closed.