Distraerse en tiempos de protestas

0

El contexto social, político y económico de los últimos tres meses en Venezuela obliga a los ciudadanos a cambiar las maneras de buscar distraer su mente por momentos de las dificultades actuales

Vanessa Ríos                                                                                                                                              @vane_rios_v

 

Pese a los momentos difíciles que atraviesa el país los venezolanos demandan su tiempo para entretenerse, compartir buenos ratos con la familia y amigos, muchas veces algo tan sencillo como juntarse a “echar cuentos” como ocurre cuando se va la luz y los vecinos se reúnen afuera de sus casas.

Con tantas dificultades y los precios subiendo cada vez más, los ciudadanos descubren maneras de distraerse, aunque no sean las que estaban acostumbrados. Tanto jóvenes como más mayores han hallado en los deportes y los ejercicios una forma de pasarla bien y mantenerse en buena forma no solo física sino emocional para afrontar estos tiempos turbulentos en el país.

Ruthmaris Alcalá, una joven del estado Carabobo, es de las personas que recurre a hacer ejercicio en plazas y lugares gratuitos, pues actualmente el venezolano busca divertirse de una manera que no afecte su bolsillo. “Haciendo ejercicio me mantengo sana, conozco a otras personas, me divierto y no gasto. También porque en esos lugares la vibra es diferente y las personas no piensan en la situación actual mientras hacen esas actividades”.

Mochilas para conocer el país

La situación actual no aleja a los venezolanos de su interés por los paisajes hermosos que tienen estas tierras; al contrario, la coyuntura actual ha motivado a muchos a crear grupos para montarse sus mochilas y conocer lugares maravillosos.

Jesús Galíndez, guía en Roraima y la Gran Sabana, comenta que la mayoría de los venezolanos que viajan por Venezuela, van con pocos recursos y hacen escalas de bus en bus hasta llegar al destino final.

“No son solo jóvenes hacen estos viajas; incluso hasta adultos mayores se animan a participar de estas aventuras para salir de la rutina y distraerse de los conflictos actuales en las urbes”, explica Galíndez.

 

Observando la perfección natural. #naturaleza #Roraima #Venezuela #sinigual

A post shared by Jesus Galindez (@jesusgalindez10) on


 

Iniciativas de las alcaldías

Varias alcaldías del país han organizado jornadas recreativas para ofrecer los fines de semana a sus habitantes. En Valencia inauguraron recientemente gimnasios al aire libre en comunidades y parques para niños en plazas muy concurridas. En esa ciudad también fue creada la iniciativa “Bomberos por 1 día” en la que fundaciones llevan a grupos niños a las estaciones de bomberos para que tengan un día divertido, aprendan cosas nuevas relativas a los apagafuegos.

En Caracas también las alcaldías de Baruta, Sucre y Libertador, por ejemplo, han diseñado actividades recreativas para niños, jóvenes y adultos, como talleres de panadería y torneos de juegos deportivos para toda la familia. Recientemente el Encuentro por la Paz, en la plaza Alfredo Sadel, de Caracas, ofreció espacios para el encuentro y la paz en alianza con academias de baile, gincanas y origamis de papel con mensajes positivos para Venezuela.

Las actividades deportivas para niños han aumentado en los últimos meses en todo el país. Nina Ruiz, delegada del preinfantil de béisbol en el estado Cojedes, comenta que: “Las madres se entretienen viendo las prácticas de sus hijos y los niños pasan un tiempo ameno y divertido, olvidando por un momento las cosas que pasan afuera del estadio”.

 

En los plantones también se juega

Parte de las horas que muchos manifestantes pasan sentados en el asfalto durante los “plantones” convocados por la Unidad en protesta contra el gobierno son empleadas en entretenerse, algunos leyendo, otros jugando cartas o domino, otros cantan y tocando diferentes instrumentos para mantenerse con los ánimos en alto.

El cine ya no es una opción

Juan Antonio Gonzales, trabajador de Cines Unidos de Metrópolis Valencia, comenta que en estos meses de protesta las salas de cine no se han visto totalmente vacías, pero sí ha disminuido de manera considerable la afluencia de espectadores. “Los únicos días que viene un número importante de personas es cuando hay estrenos –que son menos por la situación económica–, los fines de semana y día especiales”.

Esta situación no solo se debe a las manifestaciones, la disminución de público comenzó el año pasado con el aumento del precio de las entradas, las polímitas de maíz, refresco y golosinas.

Ante esta realidad han surgido iniciativas entre cinéfilos que se niegan a ver impedidas las posibilidades de ver buenas películas, de allí que cada vez son más populares los cines la aire libre en las comunidades.

Han surgido propuestas de cine alternativas que nadan contra la corriente de una sociedad cada vez más depresiva e insegura

Aunque ya no sea tan frecuente pasar un día en la playa, ir a cenar a un restaurante o al asistir al concierto de tu banda favorita sin gastar mucho, los venezolanos hallan momentos para reír y olvidarse de la situación actual, porque pase lo que pase el humor y la camaradería de los venezolanos siempre se mantiene.

 

Vistas: 292
Share.

Comentarios

Comments are closed.