Familias diversas exigen en su día se respeten sus valores

0

Bajo el lema “El amor hace la familia”, hoy se celebra el Día Internacional contra la homofobia, transfobia y bifobia. En Venezuela la efeméride fue decretada por la Asamblea Nacional en 2016, pero quedó sin efecto tras el fallo del TSJ que anuló los efectos de varios actos del Poder Legislativo

Por: Quiteria Franco
@qfranco

Este 2017 se cumple una nueva jornada por el Día Internacional contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia, fecha que se celebra desde 2004. Son ya 13 años y en cada ocasión se escoge un tema a destacar. Este año el tema seleccionado es “Familias” y el lema “El amor hace la familia” y ocurre de manera conjunta con la celebración del Día Internacional por la Igualdad de las Familias (IFED).
Según información publicada en la página del Comité IDAHOT en esta ocasión se persigue un enfoque sobre el papel de las familias en el bienestar de sus miembros LGBTIQ; el respeto de los derechos de las familias LGBTIQ (familias diversas). También, por supuesto, se quiere utilizar este tema central para contrarrestar la “recuperación de los valores familiares” por parte de los conservadores.
Vale la pena hacer una revisión de cómo estamos en este tema, particularmente en el continente americano. Cuando hablamos de familias lo hacemos desde varias visiones, familias en las que uno o varios de sus miembros (hijos) son LGBTI, o familias en las que una de las cabezas (mujer/hombre) son LGBTI y las parejas del mismo sexo que deciden formar familia y cómo está el reconocimiento de sus derechos (matrimonio, comaternidad/copaternidad, adopción, derechos reproductivos, etcétera).
En América del Norte
Canadá, México y Estados Unidos reconocen el matrimonio entre parejas del mismo sexo.
En América del Sur
Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia y la Guayana Francesa reconocen el matrimonio entre parejas del mismo sexo.
En Ecuador y Chile se reconoce la Unión Civil entre parejas del mismo sexo.
Pocos países de la región no reconocen ni el matrimonio ni la unión civil entre parejas del mismo sexo, esos son Guyana, Paraguay, Perú, Surinam y Venezuela.


Con respecto a los derechos de la familia homoparental, la adopción conjunta por parejas está permitida en Argentina, Brasil, Colombia, Guayana Francesa y Uruguay; mientras que la subrogación gestacional se encuentra regulada únicamente en Brasil.
En diciembre de 2016 el Tribunal Supremo de Justicia venezolano publicó la sentencia 1187 con el título: “Sentencia que interpreta el artículo 75 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el sentido de que la jefatura de las familias pueden ejercerlas las familias homoparentales, y los niños, niñas y adolescentes nacidos en estas familias tienen la protección del Estado al igual que cualquier otro niño que haya nacido dentro de una familia tradicional”. Abriendo así, aunque con muchas dudas, un primer avance en materia de reconocimiento de derechos de familias homoparentales.
América Central
Es la zona de la región menos permisiva en el reconocimiento de derechos a parejas del mismo sexo, pues solo Costa Rica permite la unión civil.
El resto de países centroamericanos: Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá no permiten ni el matrimonio ni la unión civil o la unión de hecho.
En cuanto a la situación de familias con miembros LGBTI las informaciones son menos alentadoras, pues persiste la discriminación e incomprensión de los padres o responsables en no reconocer o negarse a reconocer y aceptar la homosexualidad o transexualidad de sus hijos. En muchos casos ese rechazo trae como consecuencia el abandono del hogar del joven discriminado o la expulsión del hogar por parte de los progenitores. Muchos de esos jóvenes terminan en las calles donde se ven obligados a prostituirse o caen en las drogas o en la delincuencia.
Sirva entonces este 17 de mayo de 2017, Día Internacional contra la homofobia, transfobia y bifobia para:
– Fortalecer la visibilidad y la voz de los padres y madres LGBTIQ
– Fortalecer la visibilidad y la voz de las “familias diversas” y conducir a avances en el reconocimiento y los derechos
– Fortalecer la visibilidad y la voz de los hijos e hijas de padres LGBTIQ, y posiblemente fortalecer la estructuración de su movimiento
– Recuperar “valores familiares” desde una óptica progresista
– Facilitar alianzas con organizaciones familiares progresistas
Es pertinente recordar que aun cuando la Asamblea Nacional de Venezuela decretó el 17 de mayo como Día Nacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia en 2016, el viernes 19 de agosto de 2016 el Tribunal Supremo de Justicia por medio de la Sala Constitucional ordenó suspender los actos de varias sesiones de la Asamblea Nacional. Esa decisión del TSJ dejó sin efecto de manera temporal el acuerdo aprobado por el Legislativo el 12 de mayo de 2016 que declaró el 17 de mayo como Día Nacional contra la homofobia, transfobia y bifobia.

Vistas: 92
Share.

Comentarios

Comments are closed.