Cacería Latinoamericana por el Oso del Festival de Cine Internacional Berlinale

0

La Berlinale vio luz con una crítica global: “Ni el capitalismo, ni el comunismo han cumplido su promesa de hacer del mundo un lugar más justo para nosotros”, así lo afirmó Dieter Kosslick en sus palabras de apertura de uno de los escenarios de premiación al cine mundial en su edición número 67 del festival, que tuvo lugar entre el 9 y el 19 de febrero en Alemania, que según su director, fue esta la edición que logró capturar la situación política del mundo en imágenes de manera contundente.

 Por Jesús Enrique Romero

@novomc

En este sentido, Latinoamérica acaparó toda la atención con 26 títulos de países como Colombia, Argentina, México, Brasil, Cuba, Chile y Perú que pelearon por traer al continente el Oso de Oro del festival.

 

Entre sus secciones destacaron la de Panorama, que es una muestra sin maquillaje y de alto espectro de lo que pasa en el mundo a través de la pantalla. Brasil dijo presente con el primer film de Daniela Thomas titulado Vazante, una historia contada por una niña de 12 años en tiempos anteriores a la abolición de la esclavitud, esta cinta, aborda temas incómodos y poco vistos en la sociedad brasileña actual con la atroz esclavitud y el desapego a la conexión con la población afrodescendiente.

 

Chile también mostro su talento con la ópera prima de Lisette Orozco, llevando al viejo continente su documental “El Pacto de Adriana” que cuenta la historia de su tía, quién en una visita a su tierra natal, fue acusada de trabajar para la policía secreta de Pinochet y posteriormente arrestada.

 

Otras de las películas que integraban esta categoría son: Pendular de Julia Murat, Como Nossos Pais, de Lais Bodansky y Venus: Filó a Fadinha Lésbica, dirigida por Sávio Leite.

via GIPHY

 

La sección más difícil del premio ha sido Forum, en la que la capacidad creativa de los cineastas tuvo como foco este año a Latinoamérica, ubicando a el paisaje, el tiempo y la memoria como personajes y muestra de ello fueron:

 

Río Verde: El Tiempo de los Yakurunas, de los hermanos peruanos Álvaro y Diego Sarmiento, quienes logran conectar con la selva amazónica y sus antepasados indígenas.

 

Casa de Roshell, de Camila José Donoso, donde recrea un lugar en el que “La música suena, y mientras las bebidas son servidas, las últimas limitaciones son suspendidas: esas entre hombre y mujer, gay, hetero y bi, el pasado, el presente, la realidad y la ficción”

 

Colombia participó de la mano de Vladimir Durán con Adiós Entusiasmo, Argentina dijo presente con Cuatreros y El Teatro de la Desaparición de Albertina Carri y Adrián Villar Rojas, así como el brasileño Davi Pretto con su obra Rifle.

 

Para un público más joven, estaban las cintas the Jungle Knows you Better Than You Do de la colombiana Juanita Onzaga y Soldado del argentino Manuel Abramovich.

 

Y en la sección Berlinane Specials, elegida por el director del festival, se contemplaron “La Libertad del Diablo” del mexicano Everardo González y “Últimos Días en la Habana” del cubano Fernando Pérez.

 

El valor del cine a nivel mundial es incalculable, y nuestro lado del mundo estuvo dando la cara para mostrar a través de la pantalla, distintas historias de muchas realidades.

Vistas: 224
Share.

Comentarios

Comments are closed.