Bachaquear para vivir

0

La actividad informal cobrará mayor importancia en el año 2016.

La reventa de productos de la cesta básica alimentaria puede proveer grandes beneficios monetarios a quienes se dedican a esta actividad

Por Keyber Guaraco

@Keyber101

En Venezuela hemos hecho un verbo de la hormiga o bachaco durante los últimos años. Conjugar la palabra bachaqueo, que básicamente es la reventa de productos regulados o controlados a un precio mayor del establecido, se ha convertido en parte del léxico coloquial venezolano. Según el internacionalista Irwing de los Ríos, «el bachaquero es el que transporta, el que traslada la mercancía. De ahí su nombre, que hace referencia al bachaco».

Esta práctica se remonta a la época colonial cuando los indígenas se veían forzados a vender el cacao a contrabandistas foráneos para obtener mayores beneficios económicos. Esta actividad, concebida para obtener mayores dividendos, no ha variado mucho desde entonces.

Según Guillermo Rodríguez, profesor de Economía Política, «esta es una actividad de arbitraje de precios entre un mercado controlado y un mercado negro y que genera grandes beneficios». Es por ello que hay personas que dedican tiempo, esfuerzo, redes informativas, sobornos para hacerse con productos racionados y así conseguir venderlos.

En la actualidad mucho se comenta sobre la práctica de esta actividad, sobre quiénes se dedican a revender determinados productos, entre otras. Ahora bien, ¿una persona que se dedica a esto le alcanza para vivir? ¿Cuáles son las ganancias que se obtienen de esta actividad? ¿Por qué hay cada vez más personas que se dedican a bachaquear?

 

 

Control de precios y el bachaqueo

image1

El presidente Nicolás Maduro, a través de Ley Habilitante, decretó en el año 2013 la Ley Orgánica de Precios Justos que busca, de acuerdo a sus objetivos, «asegurar el desarrollo armónico, justo, equitativo, productivo y soberano de la economía nacional, a través de la determinación de precios justos de bienes y servicios».

Sin embargo, hay quienes alegan que el control o regulación de precios es una de las principales causas del bachaqueo. Así lo expresa el economista Guillermo Rodríguez quien señala que el Gobierno fija unos precios controlados por debajo de los precios del mercado lo cual desarticula la información que transmiten los precios en un sistema económico.

Rodríguez también explica que existe un sistema de racionamiento que hace más difícil el acceso a los productos. Todos estos elementos conjugados permiten que haya personas que puedan vivir de esta actividad.

La nueva corriente de la economía informal

image2

Según el ministro del Poder Popular para la Planificación, Ricardo Menéndez, el desempleo se redujo a 6,6% durante el año pasado, pero esta cifra contempla también las actividades que se desarrollan en la economía informal generadoras de ingresos (bachaqueo, buhonerismo, entre otros).

Por otra parte, cifras del Instituto Nacional de Estadística indican que durante el año 2015 el 41,2 % de la población ocupada se contó dentro de la actividad informal reflejando así que hubo un aumento de 1,8 % respecto al año anterior. Es decir, que existe una migración importante de la población activamente económica hacia el sector informal.

Según Alicia Sepúlveda, coordinadora del Observatorio Económico Legislativo, a través de una entrevista al medio El Nacional, indicó que el crecimiento del sector informal responde a la búsqueda de la población de satisfacer necesidades básicas.

Asimismo señaló que ante la poca capacidad que tienen las empresas de incrementar salarios por la caída de la productividad, el control cambiario, la Ley de Precios Justos, entre otros, se propicia la salida de empleados a actividades informales.

La encuestadora Ecoanalítica indicó en sus proyecciones sobre la actividad económica que existe una previsión del alza de la actividad informal aún mayor por efecto del bachaqueo. De acuerdo con esta perspectiva, la firma calcula que el 49% de la población en edad de trabajar estará en el sector informal durante el 2016.

Vivir para bachaquear o bachaquear para vivir

 Buo0aAjIQAA-_kd-600x378

Era miércoles y había que estar pendiente de que la Guardia Nacional no vinera a quitar los productos. La Plaza Pérez Bonalde de Catia ya no es un sitio de encuentros ni esparcimiento. Los banquitos perdieron su uso habitual. Ahora sirven como repisas donde se expone la gran variedad de productos disponibles para la venta.

Pasa la Guardia Nacional y entre bolsas negras, morrales, sacos, sábanas, es posible disimular lo que se vende. Se suspende la venta. «Se fueron los pacos» -gritó alguien. Se reactiva todo y no ha pasado nada. Nuevamente los bancos se llenan de productos, el cliente vuelve a preguntar, los bachaqueros vuelven a vender y el proceso se repite una y otra vez.

Allí, en ese mundo controlado por el sobreprecio, se encuentra Marisela Paz de 28 años. Es madre soltera, tiene dos hijas y vive alquilada. Empezó a bachaquear desde diciembre del año pasado porque no tenía dinero para comprarles el niño Jesús a sus hijas. Estudiaba Educación Preescolar en el IUTIRLA pero se retiró porque no tenía dinero para seguir pagando la carrera.

—   ¿Por qué se dedica a esta actividad económica, al bachaqueo?

—   Primero, porque el sueldo mínimo no alcanza. Soy madre soltera, los gastos de las niñas, por ejemplo, las meriendas, tareas dirigidas, el alquiler de la casa.

—   ¿Usted es jefe de hogar?

—   Claro. Tenía mi trabajo, pero lo que cobraba ya lo debía. El papá de las niñas cuando puede colabora porque también gana sueldo mínimo y tiene hijos con su pareja actual.

—   ¿Cuánta gana mensualmente dedicándose a esta actividad?

—   Esto deja más que un sueldo mínimo. Un cálculo mensual, si el sueldo mínimo es de 11 mil mensual, uno puede sacar 20 mil o 25 mil bolívares mensual. Eso alcanza un poquito más.

—   ¿Cuánto tiempo dedica a esta actividad?

—   Yo trabajo desde 07:00 am a 12:00 m.

—   ¿Todos los días?

—   No, cuando se consigue. Cuatro veces a la semana, más que todo.

—   ¿En cuánto compra, por ejemplo, un champú?

—   Eso lo compramos en 400 bs y lo vendemos en 500 bs. Le ganamos 100 bolívares.

—   ¿Esa es la ganancia con todos los productos o solo con algunos?

—   Depende de la mercancía que tengamos. Nosotros trabajamos a lo diario y dependemos de la mercancía que nos traigan.

—   ¿Prefiere dedicarse a esto que a un empleo formal?

—   No, si yo consiguiera algo cómodo que me permita cuadrar un horario para dedicarme a mis hijas, lo tomaría. Pero un trabajo en el que salgo todos los días a las 06:00 pm no me conviene.

Al otro lado de la Plaza se puede divisar un tarantín improvisado donde se promocionan los productos más buscados del mercado y al mejor precio: leche, café, azúcar, desodorante, pasta, entre otros. La dueña del puesto, Yolimar Pérez, indicó que también se dedica a esta actividad porque gana mucho más del sueldo mínimo.

Pérez trabaja todos los días desde las 07:00 am hasta las 06:00 pm. Tiene que estar pendiente de hacer las colas y de revender los productos. Señala que puede percibir más de 60 mil bolívares mensuales lo cual le hace sentir bastante cómoda. Aunque no tiene hijos y vive en casa propia, dijo que prefiere dedicarse a ser bachaquera para darse sus lujos.

El presidente de la consultora Datánalisis indicó, según los estudios, que con una inversión de 400 bolívares en productos regulados un bachaquero puede obtener 5.600 bolívares al momento de revenderlos. Asimismo expresó que si se logra completar esa operación tres veces por semana puede ganar alrededor de 60 mil bolívares al mes.

Por su parte, la encuestadora Ecoanalítica reflejó que «un bachaquero necesita tres meses y medio para obtener las ganancias equivalentes al paquete anual de un trabajador que gane salario mínimo».

El bachaqueo es, según el economista Vicente León, «la actividad económica que está marcando la pauta en el año 2016». Es así como muchas personas han encontrado un sustento económico en esta actividad que, de acuerdo con expertos, provoca la destrucción del empleo formal y la desarticulación de la economía nacional.

Vistas: 517
Share.

Comentarios

Comments are closed.