Salir del closet ¿Tendencia liberadora o moda pasajera?

0

Detrás de una tendencia liberadora ¿Por qué confesar tu orientación sexual?

            En los últimos años numerosos artistas han declaro su orientación sexual ante una multitud de personas, medios, psicólogos, sexólogos e incluso pastores y demás personajes religiosos que han manifestado su opinión sobre esta tendencia liberadora.

                                                                                                Por Merwin Ponce

@jjponce100

“Dejarme seducir por el miedo fue un verdadero sabotaje a mi vida. Hoy me responsabilizo por completo de todas mis decisiones y de todas mis acciones. Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida. ¡Me siento bendecido de ser quien soy!”. Así fue como Ricky Martin aceptó su orientación sexual, un 29 de marzo del 2010 noticia que no tardó en dar la vuelta al mundo. Hoy Ricky Martin es tendencia por retractarse un poco al admitir que es bisexual en una entrevista a la revista Fama. Sin mebargo, después de que Ricky Martín salió del closet muchos fueron los artistas que lo siguieron en esta tendencia. Ese mismo año Jane Lynch una protagonista de la famosa comedia Glee, contrajo matrimonio con una psicóloga; actores como Sebastián Ligarde y Anderson Cooper usaron los medios de comunicación masivos para hacer publica su orientación; de tal forma Jim Parsons (The Big Bang Theory) en una entrevista reveló no solo su orientación sino también su relación de 10 años con Todd Spiewak.

via GIPHY

            ¿Qué tan necesario es que un famoso divulgue su orientación sexual? – muchos de nosotros podríamos formular hipótesis en torno a la autoaceptación, otros podrían pensar que este acto es producto del estilo de vida tan conflictiva que llevan los artistas. Incluso algunos podrían llegar a la conclusión de que usar una etiqueta frente a la sociedad es incorrecto y que esto muy bien podría ser una estrategia de marketing lo que empuja a los famosos a hacer estas confesiones ya que implica hacer pública su privacidad, en un mundo en el que la privacidad es uno de los tesoros mayormente añorados por los famosos.

            A medida que pasa el tiempo esto de salir del armario, closet o cualquier gabinete que oculta sexualidades se ha vuelto tan cotidiano que las redes sociales lo facilitan. Podemos ver declaraciones en youtube incluso hasta pasos que seguir para salir del closet o 5 cosas que no debes hacer para confesar tu homosexualidad, estos son algunos de los títulos que he encontrado en la red. Esto me hizo reflexionar acerca del por qué se debe confesar la orientación sexual, como si se tratara de alguna enfermedad; hasta hoy en día no he escuchado decir a un niño o niña papa tengo que decirte algo, soy heterosexual. Es lógico pensar que pueden haber diferentes reacciones negativas, algunos familiares o incluso amigos se pueden molestar, algunas personas pueden caer en un cuadro depresivo, reacciones violentas como golpes o incluso desterrar a la persona de la familia. Lo último, por desgracia, es mucho más común en América Latina.

            Hace pocos días una compañera de trabajo se me acercó haciéndome la acotación, en forma de bromilla, sobre el Coming Out Day o día internacional para salir del clóset. Recuerdo sus palabras:

– Deberíamos celebrar el Coming Out Day haciendo un video en periscope como muchos ya están haciendo en varios países.

            Yo sorprendido por aquella ocurrencia, porque nunca había escuchado sobre ese día, me aventuro a preguntar. – Oye pero… ¿Es en serio? Deberíamos buscarlos y ver de qué va la fecha

            Efectivamente el 11 de octubre es el día internacional para salir del clóset. Hace 27 años que se celebra esta fecha, con el mensaje de aceptación hacia la homosexualidad. Busca generar conciencia frente a los prejuicios hacia el grupo LGBTI y hacia los derechos humanos. Los fundadores de esta interesante fecha fueron Robert Eichberg y Jean O’Leary. La celebración de este día está compuesta por marchas en las que los participantes utilizan símbolos de la comunidad LGBTI como los triángulos rosas, las letras griegas lambda y la ya reconocida bandera con colores del arcoíris.

Logo_ncod_lg

Pasar por esta confesión no debe ser algo muy sencillo, implica tener en mente esa posible contingencia negativa (reacción violenta) producto del estilo de crianza, el medio social y cultura más cercano, las actitudes hacia los homosexuales por parte de la familia y amigos. Y por otra parte, implica también conocerte a ti mismo como individuo, la autoaceptación y la autoestima tienen mucho que ver en estos casos. Inclinándome en la última instancia, la autoaceptación ¿Por qué es importante para otra persona saber que eres gay, lesbiana, etc.? Y más que saber sería el acto de confesar. Ante estas dudas realizamos algunas entrevista a personas que ya han pasado por este tipo de experiencia y me gustaría compartir sus opiniones y los análisis realizados posteriormente.

Encontramos en algunas entrevistas el interés por recalcar la esencia de toda sociedad machista, podría llegar a sonar como un cliché feminista, pero cuando una sociedad se encuentra dominada por el heterocentrismo, se asume que todas las personas de esa sociedad “son” heterosexuales hasta que se pueda demostrar lo contrario. Esta situación crea como consecuencia la necesidad de encontrar formas de dejar en claro la existencia de una orientación sexual distinta a lo que se encuentra establecido por el grupo mayoritario, es decir, una orientación que no se alinea con la norma social. En pleno siglo XXI es difícil pensar que existen sociedades con este tipo de pensamiento, pero si bien es cierto que una sociedad ideal es aquella en la que la integración de todas las orientaciones permite que la “confesión” sea un tema necesario también lo es el desafío identitario que implica esta confesión. Es una situación de hacer saber que soy diferente más que el de confesar que soy diferente. Para poder diferenciarnos tenemos primero que aceptarnos.

1372527288_0

En cuanto a las redes sociales, todo el movimiento en torno al mundo LGBTI se encuentra dirigido hacia la consolidación de esa orientación sexual pero como una respuesta ante la presión social que ejerce el grupo mayoritario. Aunque cada quien lo toma de forma distinta, resulta ser una necesidad señalar Quien soy yo y Qué represento en esta sociedad. Para el Autor Butler (Teoría Queer) cuando nos referimos a la relación entre sexualidad y género se hace alusión a la relación entre identificación y deseo. Sin embargo, el discurso heterosexual exige que el deseo y la identificación se excluyan mutuamente, es decir que aquella persona que se identifica con un determinado género debe desear a una persona de un género distinto. Si eres hombre debes desear a una mujer. Si desear a un hombre no implica necesariamente identificarse como mujer y desear a una mujer no involucra una identificación masculina, el sistema heterosexual no es más que una lógica imaginaria que continuamente reproduce su propia ingobernabilidad. La identidad es un constructo social, no existe una identidad “natural” del ser humano, la identidad está determinada por la acción.

                  Como síntesis, algunos de los entrevistados manifestaron que el acto de confesar transita por la aceptación de su identidad y frente a las normativas establecidas desde el heterocentrismo, destacando la multiplicad de orientaciones actuales como un factor que puede jugar un papel importante en la fractura de estas estructuras sociales modernas. Por lo tanto, salir del closet es un paso que para muchos es clave para la aceptación sexual de si mismo o misma que puede estrechar o romper los lazos afectivos de las personas cercanas al individuo.

Vistas: 804
Share.

Comentarios

Comments are closed.