Venezuela: Un país de “inmigrantes” que emigran

0

Emigrar de Venezuela es tan común entre jóvenes hoy en día que se hizo viral subir a las redes una foto con el famoso piso diseñado por el artista Carlos Cruz Diez en el aeropuerto internacional de Maiquetía. Asimismo, la Carta al piso de Maiquetía por María José Ovalles Vásquez ganó un concurso de cartas de amor y se hizo viral en el corazón y en la frustración de muchos jóvenes que ven en ella reflejada la odisea de dejar atrás a su país.

Por Merwin Ponce

@merwin_JP

 

Venezuela no se ha caracterizado por ser un país de emigrantes, al contrario de lo que piensa el argot popular, nos hemos caracterizado por ser una nación receptora de inmigrantes, de acuerdo con Díaz y Pérez en su tesis de acenso “Venezuela: de receptor de inmigrantes a emisor de emigrantes”.

El curso de la historia, siempre cambiante y dinámico nos demuestra como nuestro país se apunta como una de las poblaciones en las que aumenta considerablemente la emigración hacia diferentes países. El problema radica en buscar la información exacta relacionada con la emigración en Venezuela ya que existen inconvenientes con el ritmo de emigración (se da en olas o temporadas), es un proceso cambiante y para el cual no existen fuentes fidedignas que establezcan estadísticas exactas para un consecuente análisis, además existen problemas con la disponibilidad para poder acceder a los pocos datos manejados. En la actualidad existen agencias, fuentes y datos que dispone el estado venezolano como referencia sobre la cuestión migratoria, el problema y e grosso modo de la discusión se plantea debido a que los datos no disponen de un hilo conductor o coordinador que imprima una noción de funcionamiento en el sistema.

                  emigrar-aeropuerto-viaje-maiquetia-2

¿Los motivos? Parecieran ser diferentes dependiendo del caso y del estrato socioeconómico, por ejemplo: A-B, estratos altos y media alta/baja (desconozco si existen en Venezuela) se manifiestan motivos de inseguridad, alegando que no pueden disfrutar plenamente por miedo al alto índice de inseguridad. Mientras que estratos como el E tiene una motivación meramente económica, alegando que en Venezuela incluso con una carrera profesional no cuentan con los beneficios para crecer económicamente.

Tal como lo señala una joven estudiante de psicología de la UCV, Y. Rodríguez de 20 años de edad: “Me iría en primer lugar, por la inseguridad tan descontrolada que tenemos en el país, me iría por el Gobierno que tenemos actualmente que sólo brinda aceptación, beneficios a una porción de la población y por supuesto resalta lo tremendamente corrupto que son, por último considero que la economía es muy cambiante, no permite ni soñar en poder comprar una vivienda al graduarme”

Otro de los motivos es la búsqueda una calidad de vida, y es la percepción que abunda en los estudiantes venezolanos, alegan que incluso teniendo una excelente profesión, muy bien remunerada, aun teniendo ese dinero no se puede disfrutar plenamente debido al clima de zozobra y de incertidumbre constante en Venezuela, emigrar a otro país es la respuesta, es sufrir en otro país como inmigrante para poder tener una vida digna, calidad de vida, sufrir lo mismo que se podría sufrir aquí en el país pero en otras condiciones.

En el 2015, la documentalista y emigrante venezolana Alejandra Romero, culminó su documental llamado Finding Venezuela. En él, Romero relata las anécdotas de lo que ella llama el “mayor éxodo en la historia Venezolana” a través de sus protagonistas.

 

Así lo señala A. Mujica, otra joven estudiante de psicología: “me iría porque busco calidad de vida, un lugar donde pueda salir a cualquier hora, este el sol o la luna y no tenga que andar con miedo de que algo me pueda pasar. Donde pueda trabajar las horas que pueda y comprar lo que necesito y algunas otras nimiedades. Me iría porque siento que ya este no es mi lugar, que ya no me ofrece las cosas que yo necesito. Me iría porque quiero estar en un lugar en que si me enfermo sé que puedo ir a un hospital o una clínica tranquila de que me atenderán bien y de que conseguiré los medicamentos que necesite. Me iría porque el postgrado que quiero no lo ofrecen acá. Me iría porque las preocupaciones que quisiera tener en la vida van más allá de conseguir comida, de proteger mis bienes, de conseguir cualquier cosa. Me iría porque quiero un mejor futuro y en este momento y situación país no parece estar disponible para mí ese futuro que tanto sueño”

 

Es necesario hablar sobre la motivación de los estudiantes venezolanos, los motivos para emigrar incluyen búsqueda de oportunidades, tanto para el desarrollo personal como para la calidad de vida, a través de la carrera profesional o del disfrute de unas condiciones sociales que seas percibidas como favorables; hablar de motivación implicaría un gran esfuerzo a profundizar en todas las teorías, sin embargo podríamos comentar una dividen muy cómoda para los fines de esta artículo, motivación intrínseca y extrínseca: a la primera corresponderían aquellos estudiantes que están orientados a la emigración por la búsqueda de conocimiento, de enriquecimiento personal, desarrollo profesional y el habitar en condiciones sociales y culturales diferentes. Mientras que a la segunda corresponderían aquellos jóvenes que buscan oportunidades de empleos, ingresos dignos que no están siendo percibidos en su país, aquellos que son perseguidos por partidos políticos, o condiciones extrema de violencia, inseguridad personal, entre otras. Al parecer los tres entrevistados combinan ambas motivaciones.

También se debe considerar las consecuencias psicológicas que pueden estar influyendo en el desenvolvimiento de aquellos jóvenes que no tienen la posibilidad de irse del país, aquello que también desean una mejor calidad de vida, pero que las condiciones socioeconómicas y las constantes demandas que implica el proceso de emigración (legalizar papeles) les dificultan esta travesía, sentir que incluso con una carrera profesional no podrás realizar sus sueños en el país que te ha visto crecer y luchar por tus metas, debe ser el pan de cada día de estos jóvenes.

Vistas: 1852
Share.

Comentarios

Comments are closed.